Profecías canalizadas por Daniel en la Incorporación del Arcángel Rafael el Sábado 6 de Abril de 2013

 


“Bienaventurados y benditos son ustedes. A través de su voluntad divina en la cual Yo Soy Rafael,  médico y sanador de la voluntad suprema y absoluta del Padre enviado para cada uno de ustedes. Desde el crecimiento y discernimiento para que ustedes puedan saber la verdad y generar en ellos la paz interior.

 

 

He descendido a través del pedido de mi hijo y enviado por el Padre para discernir, evacuar dudas desde el pensamiento y desde la mente, para poder corregir los errores y ver la deidad que no pueden ver y encontrar en ustedes porque el pensamiento los limita.

 

Ya hemos hablado a través de mi hermano mayor Miguel de los acontecimientos dados en el mundo. Pasaron nuevamente unos meses desde su descenso y el hombre continúa sin entender.

 

El mundo está en crisis y ustedes lo saben. Es como salvar o querer salvar un barco que no tiene timón para que llegue a Tierra. Pero no se dan cuenta que lo que son las crisis afectan no sólo al planeta, al mundo, sino también a las naciones, dentro del mundo y el universo. Cada uno de vosotros, forma y tiene su propio universo. Pero habíamos hablado que las destrucciones ya habían empezado y no se dieron cuenta.

 

Los fuertes fríos, nieve en el mundo, tornados, lluvias e inundaciones. Ustedes mismos en esta bendita tierra han tenido hace unos días una intensa lluvia, tormentas eléctricas con vientos y muchos hermanos, no solamente hablo de muertes y desapariciones, muchos hermanos en la cual sus casas han quedado destruidas e inundadas por la fuerza y el caudal del agua caída.

Yo ya, y todos nosotros le habíamos hablado del mundo. Pero quiero empezar hoy por ustedes, por esta tierra que elegimos como la tierra de la Nueva Jerusalén. Habrá más inundaciones. Habíamos anunciado y voy a decir hoy que vamos a tener que estar preparados para lo que se habrá de venir. No sólo basta con lo que se haga en construcción sino por lo que se haga a través de la preparación.

 

La preparación no es escapar de las situaciones. La preparación es tomar conciencia de aquello que va a venir, que es por lo que  yo hoy fui enviado y estoy aquí.

 

Seguirán las lluvias intensas hasta llegar a tormentas y a niveles de agua de 200 a 250 litros por minuto. Esto quiere decir que lo que hemos o han vivido ustedes todavía no es lo peor. Hay algo que no se toma (tuvo) en cuenta, y no es solamente la cantidad de agua que cae sino el agua que viene de otros lados y que se juntan en un mismo punto dentro del suelo, acompañada de fuertes vientos y de electromagnetismos.

 

 

Ya que en estos próximos días de hoy, 7, 8, 9, 10, 11, 12  queremos evitar sismos que han de venir como algunos ya vistos. Estoy hablando de este mes 4. En la Cordillera de los Andes, países limítrofes como Chile, algunos han (ya) sucedido como los que había anunciado mi hermano mayor, y también sismos importantes en Italia, Alemania, Turquía, Filipinas, como habíamos dicho y repetido anteriormente, y muchas inundaciones. Cuando uno habla de inundaciones, hoy los vengo a prevenir, porque ya empezó y empieza el tiempo de las plagas. Cuando hablo de las plagas, no solamente hablo de la primera que apareció, que es la transmisión de mosquito como el dengue.

 

Ustedes, no sé si saben que en los primeros tiempos de Yahvé fueron diez las plagas que azotaron. Al principio hablamos de siete plagas, vengo a decirles que van a ser diez. A través de las inundaciones van a haber muchos virus por lo que hay debajo de la tierra y lo que sale de canales y cloacas de abajo de la tierra en la cual sus napas yacen (salen) hacia arriba produciendo infecciones.


 

Van a haber muchas ranas, mucha influencia de ratas que van a traer bacterias y virus a la población.

 

La higiene debe ser amplia y de mucho cuidado.

 

Seguirá el tema o el mosquito del dengue por las aguas y por las inundaciones que causan gran humedad, con aumentos y descensos de temperaturas en formas rápidas.

 

Una fuerte gripe con contagio habrá en estos tiempo.

 

Cuidado con los tábanos.

 

Seguirán los virus en los intestinos. También produciendo, y ahora más que nunca en estas épocas, como en aquellos tiempos, los problemas de huesos y tumores, que ya desde aquellos tiempos venían alarmando a los hombres.


Si no hay un pleno cambio de conciencia y siguen los remordimientos, los tumores se harán más carne en los hombres y el cáncer se a propiciará de ellos, ¿Acaso eso no es una plaga? Y muy fuerte. En la cual, el único cambio que pueden hacer para superarla, es cambiando la conciencia y ejerciendo el perdón para ustedes y para los otros. Así podrán contrarrestarla.

 

Vuelvo a repetir, que se protejan de las infecciones, esto es muy importante para ustedes humanos, que puedan controlar todo aquello que se ha de venir.

 

Va a haber un terremoto en Europa que va a estremecer al mundo. Y también a partir de allí las plagas, las bacterias y los virus por mortandad se hacen cada vez más complicadas.

 

El cólera seguirá existiendo, muchos insectos y roedores habrá.

 

Cuidar todo, proteger sus viviendas a los que viven en plantas pegadas a la tierra para tener salida rápida del agua estancada por la cantidad de agua que va a caer.

 

Recuerden que al final va a ser por la gran caída de agua, diluvio, dejando sin electricidad.

 

También muy pronto habrá una complicación con una usina generadora de energía que dejará sin luz a la población.

 

Observar todo. Habrá vientos fuertes, seguirán las tormentas, como así también lo habíamos anunciado con los Estados Unidos con los tornados y huracanes.


Pero no queremos repetir lo dicho, sino que comprendan y entiendan lo que ya está escrito.

 

La propia naturaleza se encarga de seguir su curso, porque el hombre así lo quiso contra la voluntad de Dios en la cual pronto se hará la voluntad del Padre.

 

Se activarán armas nucleares, conflictos bélicos se aproximan, mayores aún, y eso también trae desgracia a la humanidad.

 

Pero en el conocimiento, dense las manos unos a los otros y ayúdense, ustedes son un país y un pueblo solidario. Ayúdense, prepárense, sean escogidos entre elegidos.

 

Déjense guiar por quien los conduce bien para llegar al lugar indicado. No escuchen la voz de aquel que es vuestro enemigo. Escuchen la voz del Hijo de Dios, porque Él los llevará a la victoria en igualdad de condiciones y triunfantes para el fin de los siglos.

 

Las plagas y las aguas son desgarradoras y ustedes y el mundo ya las ha vivido.

 

Y también una plaga que el mundo no conoce y lo tienen como algo más, es el granizo. Piedras grandes que caerán sobre la ciudad. Cuídense y tomen instrumentos para protegerse de todo esto que les estoy trasmitiendo. Lo que podamos evitar. Estamos juntos y cerca de ustedes, observándolo todo, evitando todo.

 

Y también debe saber el mundo que habrá atentados y sobretodo en Estados Unidos.

 

Habrá mucha influencia, cuando hable de las aguas durante este segundo período de abril y el quinto mes en mayo.

 

Pero estén preparados y enteros. Comuníquense a través de Dios y con nosotros, porque el Hombre ha venido a salvarlos. Y si creen en la salvación del Hombre serán salvados para siempre.

 

No tener miedos, nada os pasará si tienen Fe. Y dejar que fluya el curso que debe cursar a través de la vida. Que sea con amor,  no con dolor. El padre no quiso la destrucción de sus viviendas. Pero todo aquel que nos siga, dejará sus cosas y vendrán con nosotros. Eso no dice que todo os quitaré sino dice que no se aferren a aquello que no sirve para vuestras vidas. Es el hombre que le ha quitado todo. La lucha fue entre egos, no entre divinidades. Por eso hoy la sociedad está alterada y ya no con neurosis sino con psicosis.

 

Salvarse los unos a los otros como el Redentor ha venido a salvarlos. Arrepentíos de corazón y serán llamados Hijos del Eterno. Amén.

 

Agradeciendo a cada uno de ustedes que me hayan traído la bienaventuranza y el firme deseo de activar mi antorcha viviente para cada uno de ustedes.  Y el deseo que a través de mi Hijo de haberme dado su alma y su espíritu para integrarme en su cuerpo y poder compartir este momento. Es de sumo placer y gozo para mi espíritu. Por eso agradezco que estén compartiendo este momento con nosotros. Para todos ustedes os doy este mensaje de paz y amor:

 

Bienaventurados son aquellos que toman el pez, el conocimiento para obrar a través de mis manos y de mis plegarias e imponer a través de mi nombre la sanación en los hermanos que estén mereciendo el milagro divino a través de la fuerza de vuestros espíritus que yo envío  para cada uno de ustedes.

 

Yo Rafael, Jerarquía Superior de la Cuaternaria, os digo: Dejarse fluir y vibrar en luz, dar palabras de alientos y convencimientos, dar palabras de amor y liberación perdonándose los unos a los otros como el Cristo los perdona a través del Amor Divino, dar consagración en mi nombre y el de Cristo.

 

Dejar de bostezar, porque eso no es de Dios. O están dormidos o faltan el respeto, porque yo aún los respeto. Y estoy hablando sin dormirme y sin bostezar porque aquel que bosteza entra aire por la boca y queda desviado de su rumbo para quedarse atrapado en el inconsciente y su corazón puede dejar de latir.

 

Por lo tanto, os digo estad en paz en vuestros caminos. Amarse los unos a los otros como el Cristo os ama y que la paz del Señor descienda en cada uno de ustedes.

 

Haced la voluntad del Padre, seguir a vuestro maestro que los guía, él les dará muchas satisfacciones, porque ustedes que no lo saben, es elegido para guiar en el mundo a través de nuestro Padre. Y todo aquel que es elegido y escogido para rezar y guiar a ovejas del rebaño, es aquel que los conduce a través de la profunda liberación de las almas confundidas y perdidas.

 

Seguid al Pastor y darle paz a Él y a vuestros corazones, sanad sus almas y liberarse en paz.

 

Que el Espíritu Santo y Espíritu de Dios y de esta Cruz Cuaternaria descienda sobre cada uno de ustedes. Amén. Mi paz os dejo y mi paz os doy. Gracias por haberme escuchado y estaremos siempre junto a cada uno de ustedes para darles la Sabiduría de Dios a través de la Deidad.”

Compartinos: